Santiago Tabarca

miércoles, mayo 10, 2006

Bebiendo espero

Todo ha vuelto ya a lo de siempre. Solo en casa, con una botella de malleolus que me regaló un amigo y los perritos dándome el coñazo, a su forma y muy cariñosamente. Ya se fueron Bea y Nuria, las hermanísimas, como las quiero llamar. Y vuelve a habitarme de nuevo la soledad y las teclas del ordenador donde escribo, con un chill out pirata que no recuerdo como llegó aquí. Vuelvo entonces a alimentarme con lo poco que encuentro en la cocina, quizá unos cacahuetes de miel y sal o una papas fritas que me durarán, quien sabe, hasta mañana o pasado. Lo cierto es que me ha costado hacerme a la idea de que estoy en mi mejor momento. Madrid se quedó impreso a fuego en mi memoria, y de repente me asaltan recuerdo maravillosos de todos los amigos poetas que aún esperan que llegue con los brazos abiertos. Sin embargo, estoy en canarias, la tierra de la paz y la melancolía, donde la poesía es bien dificil (en palabras de Paco Sevilla), porque la belleza ya está en los paisajes. Los naranjos han empezado a hablarme, y, como un califa en la alhambra, me dedico a pasearme entre ellos, escuchando sus cuentos y ocurrencias. En ocasiones me asalta algún motivo para escribir y lo procuro aprovechar, pero son pocas. Así que le dedico el tiempo a la novela. En ella me siento cómodo, y me agarro a lo poco que tengo para contar, mis recuerdos, mis vivencias y, quizá, el sueño de que todos los poetas vengan a beber vino conmigo en esta casa que reposa en lo alto de una loma, en el barranco de tirajana. Parece ser que las palabras que me dijo una vez una señora nacida del aire son ciertas: "vivimos la vida que queremos vivir", y, de momento, espero nuevas visitas: Oscar Aguado, y Nora vendrán a vivir en esta tierra a partir del ocho de junio, Julio Espino vendrá también, con su novia y unos amigos en dos meses a pasar unas cuatro semanas, Sebastián Fiorilli también tiene intención, aunque con Sebas ya se sabe, ¡ah! y, por supuesto, la segunda ansiada visita de las maravillosas hermanas Russo, que deliciosas personas. En ocasiones pienso que la vida me quiere y por eso me da estos amigos. Esta tierra da para todos, y muchos más. Espero que en breve puedan venir todos los amigos, todos. Auri, Juandi Ayala, Pablito Méndez, Basilio Rodriguez, Santi Tena, Rafa Montesinos, Miguel Losada, Iñaki Serra, Fermín Higuera, Paquito Sevilla, Rodrigo Galarza, Alejandra Aventín, Gonzalito Escarpa y no quiero seguir enumerando porque son tantos que es facil no acordarme ahora de todos. La verdad es que es un detalle curioso que ustedes tengan una casa en canarias que no han visto aún. En fin, no se preocupen, que yo lo único que estoy haciendo es cuidar de ella. ¡Señores, la Parasía existe, y está aquí!. Gracias compañeros por quererme bien, gracias por dejarme quererles tanto.

5 Comments:

  • :)

    By Blogger mellamopersona, at 5/10/2006 04:16:00 p. m.  

  • Snif, snif, te echamos de menos. Sin ti, la isla no nos habría parecido tan hermosa. Nos llevamos un pedacito de todo aquello; la noche con tu madre en la cocina, donde nos emocionamos, nos reímos, nos desvelamos, nos quisimos; la noche en que conocimos a La Tunte y bailamos como locos; el homenaje a la familia en la fiesta de tu padre; tus perritas; la playa con Albert y Enrique y las risas sin dejar ni un momento de ser risas y abrazos. Te echamos de menos.

    By Blogger Beatriz Russo, at 5/11/2006 06:37:00 a. m.  

  • Muchas ganas tengo de conocerle en persona al gran Santi . . .

    Un abrazo,

    Eric

    By Anonymous Eric, at 5/11/2006 07:46:00 a. m.  

  • Me parece muy bien que tengas tantos poetas-amigos...,amigos-poetas tendrás menos...,como todo hijo de vecino!A estos últimos hay que cuidarlos más.

    By Blogger incisibaba, at 6/13/2006 04:19:00 a. m.  

  • gracias por el apunte incisibaba. Sin embargo, afortunadamente tuve más y es ahora cuando tengo menos, como todo hijo de vecino. Por eso los estoy cuidando más.

    By Blogger Santiago Tabarca, at 6/14/2006 03:23:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home