Santiago Tabarca

sábado, octubre 07, 2006

EL CUMPLEAÑOS DE CLARA 7 DE OCTUBRE.

Hola compañeros,

Son las dos y veintisiete de la mañana, según mi ordenador. Hace un momento estaba viendo CINEMA PARADISO pero cuando estaba en la mejor parte se paró, esas cosas tiene bajarse archivos de internet a veces. Lo cierto es que, como debe ser lógico, me he quedado dentro del cine y me cuesta mucho salir de él. Para que haga memoria quien lo ha visto, la última secuencia es aquella en que Alfredo estaba sentado con Totó en el escalón de un portal, porque el adolescente tenía problemas de amoríos. La película me estaba absorviendo y en ese justo momento hizo un loop tecnológico y volvió al principio. ¿Y que hace Tabarca cuando necesita compartir algo como esto? se lo cuento a ustedes bien para que lo sepan, o bien para yo enterarme, porque aún no consigo desconectar.
Hoy estoy cargado de buenas noticias. El Cuba Libro sigue dándome sorpresas. Para el que aún no lo sepa, hemos alquilado ya el local. Está en la calle Buenos Aires número 16 de Las Palmas de Gran Canaria. Cuando lo vi por primera vez quizá no terminó de convencerme. Pero una buena renta y la ilusión de ver cumplido el sueño de gestionar una librería con el ambiente de Casa Pueblo en su mejor época, pudieron con la indesición del principio. El día que firmamos el contrato de alquiler estaba nervioso y aterrado, aunque esas cosas ni se cuentan ni se manifiestan.
Es un local viejo. Llevaba, según creo, más de cuatro años cerrado y estaba en una condiciones deprorables. El techo se caía a cachos de forma literal, la paredes estaban destrozadas y además habían hecho una reforma chapucera según los patrones de una decoración horrrenda, cuanto menos. Pero eso es pasado, menos mal. Desde que empezaron las obras el local se ha ido encargando de demostrarnos su agradecimiento. Tan solo bastó picar la escayola de las paredes para empezar a darnos cuenta. Al parecer, el edificio del que forma parte es uno de los más antiguos de la ciudad, razón por la cual lo que se escondía detras del revestimiento eran unos sillares preciosos de tonalidades blanquecinas. Al descubrir el techo pudimos ver como exhibía con toda su majestuosidad, y casi podría decir que hasta con orgullo, unos listones de madera con crucetas y vigas anchas que le daban un cierto parecido a las iglesias románicas. Lástima que aquello que pensamos nuestro techo sea, nada más y nada menos que el suelo inmediato del piso de arriba. Un despacho de abogados que hoy, después de la preceptiva visita y comprobación del motivo de las quejas, está enterrado en el polvo que antes recubría las paredes del local. Sentí lástima, incluso, por una pobre becaria que siendo asmática se debatía entre la baja o la muerte. Cuando acabemos las obras le enviaré un ramo de flores, agradeciendo su paciencia y buena disposición.
Pero ahí no queda la cosa. Hemos conseguido reducir el presupuesto de la obra en más de 17.000 €, y eso se agradece. ¿Que cómo? muy sencillo. Hemos aprovechado mucho material sobrante de obras: mármol blanco, mármol rojo, paneles de tramer (enrejado de hierro usado como plataforma anti-faldas), bloques, adoquines de piedra de cantería, pintura, y todo lo que se les pueda ocurrir. De forma y manera que, cuando proyectemos películas como Cinema Paradiso en versión completa, lo haremos sobre una pantalla de mármol blanco mate. En otras palabras, una pasada.
Al margen de todo ello. Hoy he hecho un descubrimiento. Es mucho más sencillo bajar de Las Palmas a Maspalomas con la moto que subir el mismo trayecto a la inversa, debido al viento. Llevo experimentando esta sensación desde el lunes, ya que por ahorrar en parking y evitar atascos en la pequeña gran ciudad no me he bajado de las dos ruedas en toda la semana. Al principio pensé que se trataba del horario. Cuando subía el viento parecía que tenía algo personal contra mí o contra mi moto. Intentaba a toda costa bajarme de ella en marcha de la manera menos recomendable posible. En esa dirección subía siempre a las cinco de la tarde. Sin embargo, cuando bajaba a Maspalomas, el trayecto llegaba a ser incluso agradable. El viento se había calmado, o eso pensaba yo. Pero hoy me he dado cuenta de que todo el problema reside en la dirección en la que el viento sopla. La subida es a contraviento y por ende su fuerza es tremendamente más agresiva que a la vuelta. Una tontería, sin duda alguna, pero como la moto no tiene radio me dedico a pensar en estas cosas.
Hoy es un día especial. Clara cumple 26 años, lo que supone que ha dado comienzo la cómica sesión del teatro de la vida en la que yo preparo una fiesta sorpresa y ella lo sabe (creo) pero ambos hacemos que ninguno se ha dado por enterado. O quizá no lo sepa y me siento sugestionado o inseguro de mis dotes de actor del tres al cuarto. Lo único que hay cierto en todo esto es que mañana a las 2 de la tarde, en mi casa de Maspalomas hay fiesta. He intentado que vengan todos sus amigos del hotel donde trabaja, además de los mios. La gran mayoría ha confirmado su presencia y me alegro mucho por ello, y por ella. Todavía no sé que excusa usaré para arrastrala hasta la casa. Algo se me ocurrirá. Qué inocente es la ignorancia. Estoy tramando algo a sus espaldas, como todos los años, como también ella me ha hecho a mí, mientras ella duerme plácidamente. Reposando del trabajo de toda la semana y esperando de mañana un día más que pasará pronto y sin demasiados contrastes. Puedo decir que me gusta verla sonreir, quizá por eso haga esas cosas. Su sonrisa me hace feliz y puede que haya mucho de egoísmo en hacerle una sorpresa por sentirme mejor que nunca por un instante. Visto así en ocasiones me planteo que no sé qué será el egoísmo, el amor, o la felicidad. Y no me importa no saberlo.
Hoy también me sentí bien porque mi madre me hizo una visita al blog y dejó su primer comentario. Pero como un estúpido facha de los guebos, o una estúpida facha de los guebos, propuso que lo que nos escribíamos mi madre y yo eran cursilerías, mi madre ha preferido no seguir escribiendo. Hay veces que me encantaría romperme los nudillos contra alguna mandíbula. No sigo hablando de lo que no merece la pena.
Y como colofón de este post terapéutico, les contaré que el miércoles pasado estuve en el concierto de Sabina. Sin palabras. Solo diré que lloré más que viendo E.T. cuando niño. Y aún no entiendo por qué. Quizá porque de pequeño iba con mi madre en el coche escuchándole y recobre gran parte de la infancia perdida, quizá porque Sabina consiguió encontrar las palabras perfectas para decir todo aquello que quise decirle a Clara siempre y nunca supe como, o tal vez porque simplemente es la ostia.
Amigos míos, tengo un ojo cerrado y cuatro dedos dormidos. Voy a hacer lo propio.
Les espero. Gracias por los comentarios que me van dejando. Me animan mucho a seguir escribiendo.
Un abrazo.

6 Comments:

  • Felicidades a Clara y un beso enorme para ella.

    Felicidades para Santiago Tabarca por la "inocencia de su ignorancia", sencillamente encantador todo lo escrito en este "post terápeutico". Sigue desnudándote eres bellísimo por dentro, no tengas miedo, este mundo necesita mucha belleza.

    Disfruté con tus palabras, cuando tenga la oportunidad de conocer tu local seguro que seguiré disfrutando.

    Gracias Santiago y un beso grande.

    By Anonymous Anónimo, at 10/07/2006 12:23:00 p. m.  

  • Hola Santi, pues acabo de descubrir tu blog y pensé escribirte para animarte y desearte suerte en ese nuevo proyecto (Cuba Libro) en el cual x lo que leo tienes puestas muchas ilusiones.

    Pues me he enganchado en tu blog y hasta que no he leido el último parrafo no he parado, me ha parecido muy interesante y sorprendente porque no conocía esta faceta tuya.

    Un saludo enorme.

    By Blogger Dann I Men, at 10/08/2006 08:34:00 p. m.  

  • Esto me encanta. El anonimato misterioso que brindan los comentarios del blog. Realmente me da la sensación de que me conocen y les conozco de algo. Y, tal vez, sea ahora cuando debo sentir el orgullo de conocerles.

    Muchas gracias por su visita a ambos, y por el apoyo, y por compartir este entusiasmo que tengo con el Cuba Libro, y por ustedes, simplemente.

    Es bello desnudar el corazón, y tú también lo has echo, anónimo, diciendome esas palabras. Estoy seguro de tu belleza interior.

    Un fuerte abrazo y gracias de nuevo.

    By Blogger Santiago Tabarca, at 10/08/2006 09:33:00 p. m.  

  • Tabarca como siempre incumplo mi palabra seguire escribiendo dandaote animosen todos tus proyectos que importa que no nos entiendan?nos basta a nosotros y los demas no cuentan sigue adelante y cuida tus nudillos que te haran falta para mejores menesteres todo esta saliendo como por arte de magia o quizas alguien desde el otro lado te esta ayudando pensemos eso y seamos optimistas quien sabe que mas sorpresas te deparara la vida animo que las cofas son las cofas hay....bisitos

    By Anonymous Anónimo, at 10/08/2006 09:50:00 p. m.  

  • Ay madresita mia! gracias por los apoyos. Esta semana seguramente compraremos la vajilla del local, así que igual te pido que me acompañes.

    Por cierto, te quité una caja de tabaco. ¡que buenas son las madres que nos perdonan todo!.

    Un beso enorme mami. Cuidate mucho. seguramente mañana nos vemos.

    By Blogger Santiago Tabarca, at 10/08/2006 10:48:00 p. m.  

  • Me parece un poco feo tirar la piedra y esconder la mano. Así que me identificaré: Soy Adri (la novia de Juanma) he llegado a tu blog por medio del de tu hermano y la curiosidad de "echarle un ojo" me ha brindado un rato agradable. He disfrutado mucho con algunos de tus "relatos", "confesiones" o como los consideres o quieras llamarlos.
    En especial me ha parecido muy dulce la relación con tu madre. Bien, podrías romperle la mandíbula al/ a la susodich@ facha. Porque ¡¿qué daría yo por tener una relación con mi madre como la tienes tu con la tuya?!

    Animo Santi!Dale duro a sacar lo mejor de ti para hacer felices a los demáscon algo tan aparentemente simple como son las palabras.
    Muchísima suerte con el proyecto del Cuba Libro. Allí nos veremos...Un beso!

    Adriana.

    By Anonymous Adriana Martín., at 10/14/2006 03:24:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home